Enrique Zuleta Puceiro: «El presidente tiene que escuchar más y hablar menos»

«El aire no es gratis para nadie. Cualquier chiste o aseveración va a ser mirada con cuatro lupas por una sociedad que está harta y que tiene los brazos llenos de cicatrices. La gente no entiende nada ya. No aguanta más».

«El presidente ha perdido margen para conversar. Nadie lo quiere escuchar; quieren que los escuchen».

«Es un momento de hacer, suministrar ejemplos y mostrar cambios. La política tiene escaso margen para gestos versallescos».

«Cristina Fernández tiene un problema que no esperaba. Confió más en la capacidad de Alberto Fernández de dialogar con sectores independientes. Seguramente esperaba más de la política energética y con el campo».

«La pandemia rompió todos los esquemas y colocó a la política a la defensiva. En todas las provincias hay un movimiento de consolidación de partidos que son coaliciones».

«Los frentes están gobernando con mucha más fuerza que el gobierno nacional».

«Las provincias están sufriendo mucho y en ese sufrimiento están poniendo a la política como confrontación».

«La verdadera oposición son los medios de comunicación. Los diarios han marcado las pautas. Eligen a quiénes van a ser los opositores y canalizan las internas de los partidos».

«Dentro del pro hay un grupo de ex radicales, uno de ex peronistas, uno de ex militantes de las ONGs, uno de periodistas y uno de empresarios que nunca participaron en política».

«Bullrich es una política entepreneur. Es un todo terreno y muy importante. Es muy versátil y uno podría imaginarla en cualquier ámbito».

«La oposición no la está haciendo el Pro, la están haciendo los radicales que son el jamón del sándwich. No tienen candidatos de la envergadura como los del Pro, pero tampoco se van a resignar a ser cola».

«Para que haya un buen gobierno, hace falta una buena oposición. Es muy difícil que el gobierno no esté tocando la lira mientras Roma arde, sin una oposición que le marque la agenda y lo obligue a discutir los temas importantes».

«La vacuna es muy importante. Nadie va a premiar por vacunar, pero la gente va a castigar por no vacunar. Las vacunas dejaron de ser una cuestión que depende de los grandes poderes».

«El caso de Pfizer es extraordinariamente importante porque es la demostración del nivel de inseguridad que brinda el país. En ningún lugar como la Argentina es peligroso vacunar. No hay seguridad jurídica, los funcionarios son corruptos y cualquiera puede enjuiciarte».

 

Más leídas

Elecciones y lunes por la madrugada

"Este año pareció interminable en algunos sentidos, pero en otro se pasó volando". "El año pasado sentíamos que el tiempo pasaba de una forma extraña...

Eugenio Giolito: «La gente ve malas gestiones y eso pone al sistema en jaque»

"Chile está empezando a andar un camino que nosotros ya anduvimos. Parecían muy claras las elecciones a favor del candidato de izquierda y ahora...

CyberMonday: el punto de partida para el crecimiento del e-commerce

Si bien estamos en un auge del E-commerce como alternativa de compras, luego de la pandemia, para esta edición del Cibermonday vimos una caída...

Tiempo de definiciones: ¿Qué puede pasar a partir del lunes?

"Antes de las elecciones pasa siempre lo mismo. La gente espera a ver qué pasa antes de hacer inversiones y, si tiene que comprar...